domingo, 30 de mayo de 2010

MEDITACIÓN EN LA GRATITUD.

Las últimas investigaciones realizadas en la Universidad de Carolina del Norte (EUA) revelan que la meditación mejora el estado de ánimo, la fluidez verbal, la memoria y la rapidez de aprendizaje. No es nada nuevo, pero lo asombroso es que los efectos comenzarán a sentirse a los ¡cuatro días de práctica! Los test que se hicieron a los voluntarios tras meditar 20 minutos demostraron que procesaban información hasta diez veces más deprisa que el resto. Y para ello no hace falta que te vayas a un monasterio a vivir, puedes comenzar en tu casa con este ejercicio de meditación sobre la gratitud. Tómate un tiempo para respirar, para dedicarte a "no hacer nada".
Todos los días intenta sentarte cómodamente, con la espalda recta, a una hora determinada.
Puedes encender un incienso y prepararte un delicioso té de canela o de menta. Afloja las prendas de vestir.
Si sufres de ansiedad o del síndrome de Bournout ("estar quemado") harías bien en seguir estos consejos y practicar este sencillo ejercicio diario. Puedes hacerlo al finalizar el trabajo o antes de comenzar el día. Lo importante es que seas constante. Nada pierdes y vas a ganar mucho si te decides a practicarlo. Además... ¡es gratis!
1. Respira pausada y profundamente por la nariz, pero sin intentar controlar la respiración; simplemente sé consciente del acto de respirar.
2. Cierra suavemente los párpados al cabo de dos o tres minutos.
3. Junta las manos a la altura del corazón, con los dedos pulgares pegados al pecho, en posición "Namasté".
4. Mentalmente agradece el simple hecho de estar vivo, de respirar, de tener personas que te quieren, de tener un trabajo... Reflexiona sobre todo aquello por lo que debes estar agradecido.
5. Mantén esta sensación y este pensamiento sin perder el ciclo pausado de respiraciones. Al cabo de tres o cuatro minutos dí mentalmente: "Gracias". No importa si eres creyente, ateo o agnóstico, lo importante es sentir la gratitud y llevar a la conciencia diariamente todo aquello pasamos por alto pero que nos aporta grandes beneficios. Pasamos la mayor parte de la vida centrados en "lo malo" y no disfrutamos de "lo bueno" que nos rodea.
6. Después permanece unos minutos respirando tranquilamente, sin expectativas. No anticipes nada. Si te distraes sencillamente regresa a la respiración, siente como entra y sale por la nariz. "Cada respiración es algo único". Debes ir aumentando de forma progresiva el tiempo hasta llegar, a ser posible, a 20 minutos de práctica diaria. Puedes programar el tiempo con la alarma de tu teléfono móvil (celular).
7. Finalmente abre los ojos y bebe la infusión saboreando cada trago. No la bebas de golpe, disfruta de su sabor, temperatura y densidad. No analices, simplemente fluye y saborea cada sorbo lentamente. Y antes de levantarte... sonríe. Trata de sonreír a pesar de los problemas que puedas tener. Es el mejor regalo que puedes hacerte todos los días.
Puedes visitar también:
www.budistas.blogspot.com
www.javierakerman.blogspot.com
www.centrocuerpomente.blogspot.com

23 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

me pongo manos a la obra...
un besito

JAVIER AKERMAN dijo...

¡Gracias Mª Ángeles!
Feliz semana.
Besitos.

arianna dijo...

que ejercicio más relajante para practicar ya, otra forma de meditación, relajación y gratitud,
al final se percibe recojimiento y quietud,
aparte de los beneficios que aporta, como bien dices, puede llegar a ser una práctica habitual como tantas otras, que se hace imprescindible en tu vida, no una obligación (que sería contraproducente, creo)
Querido Javier, copié esta entrada para empezar con ella, es otra forma de meditación que deseo practicar
recibe un cálido abrazo, y muchas bendiciones

JAVIER AKERMAN dijo...

¡Que la disfrutes, querida Arianna!
Un fuerte abrazo y feliz semana.

merce dijo...

Me encanta, a medida que iba leyendo y solo pensarlo, me fué invadiendo una sensación tan agradable de esperanza, agradecimiento y la exquisitez de pensar el regalo, el postre del te de canela o menta......

Una dulcísima bendición hoy para mí este post.

Javier, mil gracias querido amigo, hoy me sentía espesa, dolorida un poco triste y con mucho sueño, solo el hecho de leer estas sanadoras palabras, he sentido como en mi pecho despertaba una delicada y sutíl alegria.

Me quedo con esta preciosa meditación.

Besos.

JAVIER AKERMAN dijo...

Me alegro mucho, querida Merce. Tus palabras dan sentido al blog.
Besos.

tumejoramig@ dijo...

Me encantó como expresaste "es Gratis"!!!

Y es que las mejores cosas de la vida, y que podemos disfrutar plenamente, mayoritariamente son grátis!!!

Y ya sólo por ello hay que dar las gracias, por el Sol, por lo que tenemos, por nuestra familia, por estar vivos, por poder disfrutar de la naturaleza, de los amigos, por respirar...

Gracias Javier, por esta nueva técnica, preciosa y precisa.

Un beso enorme.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias Ana, querida amiga. Me alegro que te haya gustado.
Besotes y feliz semana.

Marisa dijo...

Gracias Javier, tomaré nota
de tus recomendaciones,
esta es una entrada para
aprender a sentirse bien.

Un gran abrazo

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias querida Marisa.
Un fuerte abrazo.

luzysolyluna dijo...

Hola Javier:
gracias por esta meditación. Yo lo que solía hacer a veces era mirar al cielo y dar las gracias por los arboles, el sol, y todo lo demas, amigos, familia etc... Y la verdad daba una paz y una sensación de alegría. Mi problema es que soy poco constante, y la cabeza me lleva a otro lugar. Pero Haciendolo como dices tú, sentada y con ojos cerrados me centrare mejor.

Gracias. Y doy graciaa A dios por ponerte en nuestro camino, y por este Blog.

Gracis Ser de Luz. Namaste.
Un fuerte abrazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias a ti Luzysolyluna!
Namasté!
Un fuerte abrazo y muchas bendiciones.

Salva dijo...

Gracias Javier. Habrá que ponerla en prácica, solo leerla ya transmite serenidad.
Un abrazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias a ti, Salva. Feliz fin de semana.
Un fuerte abrazo.

Alma Mateos Taborda dijo...

Lo practiré, seguramente me hará sentir de manera placentera. Gracias por todo lo que aprendo contigo. Un abrazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias a ti Alma.
Un fuerte abrazo.

Ojoavizor dijo...

Estimado Javier, una de las cosas que agradezco es haberte conocido por la web. Tus palabras siempre serán un referente positivo para mí.

Un fuerte abrazo

Ojoavizor

María dijo...

Hola, Javier:

No tienes nada nuevo en tu otro blog, por eso me vine a éste.

Saboreando cada sorbo de ese aire fresco y puro que nos llena de vida y nos envuelve en algo gratificante.

¡Cuántas cosas hay que son gratis y valen tanto! ¿verdad Javier?

Un beso.

JAVIER AKERMAN dijo...

Cierto María. Gratis y...¡tan valioso!
Un beso.

María Jesús Verdú dijo...

Paso a visitarte y a dejarte un cordial saludo en esta tarde de viernes. Feliz fin de semana. Me gustó leerte. Practicaré esta meditación

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias Mª Jesús.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

EL MUNDO DE WILHEMINA QUEEN dijo...

y como ha dicho María Angeles, me pongo manos a la obra.
Un besote enorme!
me imagino que hoy eres hincha de argentina, eh?
jijijiji

besos, buen fin de semana!

JAVIER AKERMAN dijo...

Jajajaja. Besos Vero, feliz fin de semana.